Fotografía. La realidad, modelo para armar