Medios de todo el continente, en Buenos Aires. La SIP delibera en un clima de preocupación