Lo que va de Pettoruti a Kuitca

Un balance de las obras más caras del arte argentino vendidas en los últimos veinte años, aquí y en el mercado internacional. El último récord fue obtenido, en Saráchaga, por una naturaleza muerta de Raúl Russo.
(0)
22 de octubre de 2000  

Una suerte de "cuadro de honor" del mercado del arte, las pinturas y esculturas de artistas argentinos, o de escuela argentina, vendidas en subasta en cifras superiores a los cien mil dólares acaban de alcanzar el centenar de títulos. La reciente realización en la casa Saráchaga de Naturaleza muerta , de Raúl Russo, en 179.800 dólares pone el número cien de una serie que reconoce su ya lejano origen en la venta de El quinteto , la soberbia pintura de Emilio Pettoruti, ex colección del Museo de San Francisco, que Carlos Pedro Blaquier adquirió, en Sotheby´s, en noviembre de 1980, en la buena suma, impensada para entonces, de 209.000 dólares.

Veinte años han transcurrido desde aquel momento, y los registros de obras realizadas en esta privilegiada categoría del mercado permiten formular algunas consideraciones.

En primer lugar es interesante señalar que de estas cien obras, 98 son pinturas y sólo dos son esculturas. Sendas piezas de Lucio Fontana y Pablo Curatella Manes corporizan esta escasa presencia escultórica.

También vale la pena consignar que las ventas de estas obras tuvieron lugar, en 67 casos, en empresas de subastas de Buenos Aires, mientras que en las tarimas de Nueva York se registraron 30 operaciones, anotándose asimismo Londres, Miami y Punta del Este, con una venta en cada una de estas ciudades.

Los artistas

Desde Prilidiano Pueyrredón hasta Guillermo Kuitca es bien amplio el espectro de los 24 artistas con obras inscriptas en este nivel de ventas. Encabeza este ranking de autores Emilio Pettoruti, que a partir del ya referido Quinteto ha anotado 17 de sus pinturas en esta tabla. Once de estas operaciones se concretaron en los remates de arte latinoamericano que se celebran en Nueva York, mientras que las restantes tuvieron como escenario a empresas porteñas.

El segundo lugar es para Fernando Fader, con 12 obras registradas, todas ellas vendidas en Buenos Aires, al que le sigue Antonio Berni, con 9 anotaciones. Es significativo observar como la primera obra del maestro rosarino que accede a este alto nivel de ventas, Los emigrantes , lo hizo sólo en noviembre de 1996, y que de estas operaciones, ocho se concretaron en Nueva York, una en Miami y ninguna en nuestra ciudad.

Varios son los artistas del siglo XIX presentes en este ranking, en el que anotan en su conjunto 27 pinturas. Encabeza este rubro Prilidiano Pueyrredón con 8 pinturas, si bien cabe señalar que una de ellas le es sólo "atribuida". Los "precursores" Palliére, Rugendas y Morel, así como Cándido López, Della Valle, De la Cárcova, y el francés Charles Caussade, completan este aporte decimonónico.

El arte contemporáneo está representado por la solitaria figura de Guillermo Kuitca, que ya ha visto a seis de sus obras superar el nivel de los cien mil dólares en subastas, las que en todos los casos se realizaron en Nueva York.

Lugares y fechas

Desde 1980, y hasta 1989, todas las ventas de arte argentino que superaron los cien mil dólares se concretaron en Manhattan. La primera operación en este alto nivel realizada en Buenos Aires fue la venta de Aquiles , espléndida escultura en bronce de Lucio Fontana, subastada en abril de 1989 por la desaparecida casa Posadas.

Fue necesario esperar a noviembre de 1991 para que en la memorable subasta de la colección Minetti, dispersada también por Posadas, se vendieran cinco pinturas en más de cien mil dólares, demostrando de esa manera el despegue que venía insinuándose en el mercado local. Un mes después, Roldán vendía otras dos obras, consolidando la tendencia.

La temporada en que se concretó un mayor número de estas ventas fue en 1999, cuando se realizaron 22 operaciones. Durante este año se llevan registradas tan sólo 8 ventas en este nivel, y nada indica que en las pocas convocatorias que restan, salvo algún lote sorpresa que levante vuelo, puedan efectivizarse más de dos o tres operaciones.

En el plano internacional, Christie´s ha sido la casa que más obras argentinas ha subastado por encima de los cien mil, con 22 ventas registradas, mientras que en el ámbito local el primer puesto le corresponde a Roldán, con 21 operaciones concretadas en sus tarimas.

Sin fronteras

Las pinturas de Kuitca animan dos veces por año los remates de Nueva York y, desde hace mucho tiempo, no se exhiben en Buenos Aires, ciudad donde el artista no tiene galería que lo represente. Esta es otra de las peculiaridades de la carrera del artista que representó a la Argentina en Arco, Kassel, San Pablo y tiene agendada una muestra en el Malba local y en el Reina Sofía de Madrid. En general, los compradores de sus obras son ciudadanos del mundo. El récord hasta hoy es para Siete últimas canciones , rematado por Christie´s de Nueva York por 233.500 dólares, en noviembre del 1999.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.