Los jóvenes recibirán hoy al Papa en su visita a España

Se esperan unas 300.000 personas; Aznar le dará la bienvenida
Silvia Pisani
(0)
3 de mayo de 2003  

MADRID.- A punto de cumplir 83 años, el papa Juan Pablo II desafía otra vez a sus médicos e inicia un nuevo viaje apostólico que lo traerá hoy a esta ciudad. Lo esperan un masivo encuentro con jóvenes -en el que se esperan 300.000 personas- y, mañana, la canonización de cinco españoles.

"El es el menos preocupado por su salud", dijo ayer el vocero papal, Joaquín Navarro Vals, que aseguró que con esta quinta visita a España el Papa "emprende una nueva época de giras, con la que quiebra un período de nueve meses sin viajar, que rara vez se produjo en su pontificado".

Los organizadores previeron generosos períodos de descanso entre cada actividad y detalles para ahorrarle desgaste. Entre ellos, una silla hidráulica para elevarlo al enorme altar que se montó en la plaza Colón para la misa de canonización. Con ella, y si lo desea, podrá oficiar sentado.

Será éste el primer viaje papal tras la guerra de Irak, que Juan Pablo II condenó y suplicó que no se realizara. Entre quienes desoyeron ese ruego figura el presidente José María Aznar, que hoy estará al pie de la alfombra roja extendida bajo el avión con el que, a las 12, llegará el Pontífice. También estarán los reyes Juan Carlos y Sofía.

A la multitudinaria ceremonia con los jóvenes seguirá mañana, a las 10, la canonización de cinco beatos españoles: el padre Pedro Poveda Castroverde, fundador de la Institución Teresiana; la religiosa Genoveva Torres Morales, de las Religiosas del Sagrado Corazón de Jesús y Santos Angeles; la sevillana sor Angela de la Cruz, de las Hermanas de la Cruz; la religiosa Maravillas de Jesús, de las Carmelitas Descalzas, y el sacerdote jesuita andaluz José María Rubio.

En tanto, dos artistas argentinos tendrán destacado papel durante la visita papal a Madrid. El cantante Diego Torres será el responsable de entonar la canción elegida para dar la bienvenida al Pontífice cuando llegue a su encuentro con los jóvenes.

"Es un honor demasiado grande", confesó el autor del hit "Color esperanza", escogido por el Episcopado local para la ocasión porque "el artista y su obra resumen el espíritu positivo de la juventud española", según se indicó.

También estará presente, aunque no en persona, el cantante León Gieco: su celebrado "Sólo le pido a Dios" fue elegido por uno de los grupos de rock que actuarán antes de la llegada del Pontífice para acompañar la reflexión previa sobre la paz.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.