Los obispos llamaron a recuperar la equidad