Los padres reclaman por las clases

Invitaron a concurrir al colegio con sus hijos para exigir que se preste el servicio escolar La convocatoria fue realizada por quienes tienen chicos en los colegios que dependen de la Universidad de La Plata Un gremio docente pidió la postergación de la conciliación obligatoria
(0)
27 de agosto de 2001  

LA PLATA.- La prolongada huelga de los maestros y profesores de las escuelas bonaerenses, que hoy ingresan en la cuarta semana sin clases, generó la indignación de los padres de más de 4000 alumnos que concurren a los tres colegios primarios y secundarios que dependen de la Universidad Nacional de La Plata.

Durante los últimos 15 días, los familiares de esos chicos se reunieron para buscar una alternativa al paro universitario, que se suma al cese de actividades dispuesto por los gremios docentes en toda la provincia. La huelga, que se extiende a toda la enseñanza básica y polimodal de la provincia, impidió en las últimas semanas prestar el servicio educativo a más de 2,5 millones de alumnos.

Pese a que muchos padres se solidarizaron con el reclamo docente, el fin de semana último afirmaron que no tolerarán "un solo día de huelga más" y anticiparon que hoy enviarán a sus hijos a clase para que ellos les pidan a los maestros que levanten el paro. Las tres instituciones que dependen de la Universidad Nacional de La Plata son la Escuela Anexa y Colegio Rafael Hernández, la Escuela de Bellas Artes y el Liceo Víctor Mercante.

Postergación y consulta

En tanto, los gremios docentes bonaerenses, que reúnen a los maestros y profesores que dictan clases en las 11.000 escuelas de enseñanza básica y polimodal de jurisdicción provincial, pedirán hoy una postergación de la audiencia de conciliación obligatoria convocada por el Ministerio de Trabajo provincial.

Así lo adelantó a LA NACION la conducción del Sindicato Unico de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba), que hoy realizará una consulta entre unos 100.000 maestros y profesores -estén o no afiliados al gremio- para determinar una postura ante el recorte salarial.

Para llevar adelante la consulta, el Suteba invitó a los docentes a concurrir a los lugares de trabajo. Habrá asambleas, pero no se dictarán clases.

Fuentes gremiales adelantaron a LA NACION que hoy no habrá negociaciones y que se pedirá un prórroga hasta mañana. Con la consulta, el Suteba pretende que sean los propios maestros quienes tomen la decisión de continuar con el paro o de sentarse a negociar con el gobierno provincial. Tanto el Suteba como la Federación de Educadores Bonaerense (FEB) aseguraron que, de concretarse la conciliación obligatoria, sólo levantarán la huelga si la cartera educativa incorpora en la discusión distintos reclamos docentes. Además de rechazar el recorte de sus haberes, los maestros piden el pago de becas para sus alumnos y el de los meses adeudados en las escuelas que tienen comedores escolares.

"Hay un núcleo en el gabinete provincial que quiere aplicar una política de mano dura. Los grupos del Partido Justicialista que responden a Eduardo Duhalde pretenden que haya un carnicero que ponga fin al conflicto", señaló, por su parte, el secretario general del Suteba, Hugo Yasky.

Respondió a declaraciones del ex gobernador bonaerense Eduardo Duhalde, que advirtió: "Querer la educación no es salir con un cartelito que diga "defendamos la escuela pública", sino ponerse a trabajar con nosotros para encontrar una solución". En tanto, la ministra de Trabajo , Patricia Bullrich, propuso que los docentes bonaerenses desarrollen "un mínimo de servicio para que los alumnos no pierdan más días de clase".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?