Los profesionales rechazan un posible arancel a los graduados