Más de quinientos escritores piden a Bauer revisar el rumbo que tomó el FNA con el concurso nacional

El ministro de Cultura Tristán Bauer recibió una carta de más de 500 escritores que reclaman por las decisiones tomadas en el concurso de Letras del Fondo Nacional de las Artes
El ministro de Cultura Tristán Bauer recibió una carta de más de 500 escritores que reclaman por las decisiones tomadas en el concurso de Letras del Fondo Nacional de las Artes Fuente: Archivo - Crédito: Silvana Colombo / LA NACION
Daniel Gigena
(0)
13 de agosto de 2020  • 11:23

Siguen las reacciones originadas por la decisión de las autoridades del Fondo Nacional de las Artes (FNA) de convocar este año a un concurso de letras "excepcional", circunscrito a tres géneros (terror, ciencia ficción y fantástico), en reemplazo de las cuatro categorías habituales: novela, cuentos, poesía y ensayo. Desde que se anunció, los poetas se sintieron afectados por esta decisión restrictiva y lo hicieron saber, primero con críticas a la nueva directora del área de Letras de la institución, la narradora Mariana Enriquez, luego con una carta a las autoridades del FNA y, ahora, tras las declaraciones a este diario de Diana Saiegh, presidenta de la institución , con una nueva carta dirigida al ministro de Cultura, Tristán Bauer, firmada por más de quinientos escritores.

Además de manifestar el repudio a las declaraciones de la presidenta del organismo, que el fin de semana dijo en la TV Pública que los poetas estaban "acostumbrados" a que el Fondo los proveyera de fondos, los escritores exigen "una rectificación del rumbo de las decisiones que el FNA ha tomado en torno al concurso nacional y un desagravio público". En esta ocasión, la carta cosechó, en un día y medio, 520 firmas, entre las que figuran las de Guillermo Saccomanno, Tamara Kamenszain, Fernando Noy, Alicia Genovese, Silvio Mattoni, Fernanda García Lao, Daniel Freidemberg y Paula Jiménez España. Los firmantes admiten que este año de pandemia presenta varias dificultades y reconocen iniciativas como la de las Becas Sostener Cultura II, destinada a artistas y artesanos en situación de vulnerabilidad socioeconómica. El ajuste llevado a cabo en el FNA hizo que de doce premios se pasara a nueve y de doce jurados para las cuatro categorías habituales, a un único jurado de cinco integrantes.

Desde el Ministerio de Cultura trascendió que Bauer está al tanto de esta "penosa situación" y que lo lamenta porque, según indicaron las fuentes, "siente un profundo respeto y admiración por el colectivo de poetas y porque quiere que la atención esté dirigida al trabajo con las Becas Sostener Cultura II". Esta medida asistencial distribuirá entre artistas y trabajadores de la cultura 450 millones de pesos.

Jorge Aulicino, Premio Nacional de Poesía 2015: "Los poetas nos hemos hecho pedigüeños porque el Estado es el único que apoya económicamente al género"
Jorge Aulicino, Premio Nacional de Poesía 2015: "Los poetas nos hemos hecho pedigüeños porque el Estado es el único que apoya económicamente al género" Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno / Archivo

El FNA es un organismo autárquico que depende del Ministerio de Cultura de la Nación y está destinado al fomento de las artes. "Los poetas nos hemos hecho pedigüeños porque de hecho el Estado es el único que, salvo excepciones, apoya económicamente al género -dice Jorge Aulicino, Premio Nacional de Poesía 2015, y uno de los firmantes de la carta-. Si al lugar que la poesía ocupa en la nómina de premios y subsidios comienza a ser retaceado, los poetas reaccionan. Los premios oficiales siempre mantuvieron, gracias a Dios, el sitio de la poesía. Este es el primer intento por eliminarla de la nómina, o diluirla en competencia directa con otros géneros. Se puede ser funcionaria y transgresora, como pretende Saiegh, pero esto no parece una transgresión sino un ajuste económico. Sobre este ajuste se monta un discurso anticuado de lustre progresista: se trataría de reivindicar los subgéneros marginados". Para Aulicino, querer reivindicar subgéneros "marginados" (según Enriquez y algunos de los jurados) como el terror o la ciencia ficción en el siglo XXI es anticuado y atribuye estas decisiones a la situación cultural. "Es como si más de medio siglo de historia no hubiese sucedido para las dos últimas generaciones -agrega el autor de Libro del engaño y del desengaño-. Entonces intentan retomar la historia donde la habían dejado antes de entrar en ese sueño de cinco décadas".

"Hay una larga historia de desencuentros entre las políticas de Estado y la cultura" en la Argentina, señala Tamara Kamenszain, escritora y gestora cultural
"Hay una larga historia de desencuentros entre las políticas de Estado y la cultura" en la Argentina, señala Tamara Kamenszain, escritora y gestora cultural Fuente: Archivo - Crédito: DIEGO SPIVACOW / AFV

Consultada por LA NACION, la escritora Tamara Kamenszain, que también fue gestora en el Centro Cultural Rojas décadas atrás, señala que hay "una larga historia de desencuentros entre las políticas de Estado y la cultura" en la Argentina. "Los escritores somos sufridos y pedimos poco, y los poetas menos que menos, porque siempre creemos que no merecemos nada, lo que no quiere decir que se pueda insinuar que somos vagos que usufructúan dineros del Estado. Por esto pido que por fin se apruebe el proyecto de ley del Instituto del Libro. Entre sus muchas funciones, podría ser un interlocutor válido, mediando entre escritores y Estado en casos tan complicados como este". En un sentido similar se expresó la Unión Argentina de Escritoras y Escritores.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.