Memoria diplomática

VIVENCIAS RESCATABLES DE UN DIPLOMATICO DE CARRERA (1934-1982) Por Carlos Keller Sarmiento-(Grupo Editor Latinoamericano)-403 páginas-($ 23)
(0)
12 de diciembre de 2001  

Este libro se ha propuesto un objetivo singular, hasta ahora no intentado. Por una parte, Carlos Keller, uno de los más representativos embajadores argentinos en actividad, nos cuenta la vida de un diplomático de carrera desde sus comienzos como empleado administrativo en la cancillería, hasta poco después de su promoción al último grado del escalafón. Por otra parte, Keller propone, con éxito, una defensa apasionada de la labor diplomática profesional, tan maltratada en nuestro país por casi todos los gobiernos.

Para quienes conocen a las personalidades y personajes que se retratan en estas animadas páginas, su lectura rebosará de evocaciones. Para los que tenemos el privilegio de la intimidad de la singular familia Keller Sarmiento, las referencias personales dan al libro un interés adicional. El lector menos iniciado podrá tener una visión desde adentro de una actividad apasionante, pero en general poco comprendida y casi siempre subestimada.

Keller no se ha propuesto un estudio de la política exterior argentina durante el período que abarcan estas memorias. Sin embargo, capítulos como los que relatan las laboriosas gestiones en la agencia internacional de Energía Atómica de Viena, la visita a Alemania del presidente Frondizi, algunas desconocidas intimidades de gestiones en la Santa Sede y la FAO y, muy en especial, las discusiones internas previas a la guerra de las Malvinas y durante ella, en las que el autor tuvo, como me consta, una posición que lo honra son, entre otras, valiosas contribuciones a la historia argentina de las últimas décadas.

Lamentablemente, la discreción, explicable, ha interrumpido el relato en 1982, cuando la edad y los méritos llevaban a "Quico" Keller a destinos mayores y responsabilidades más importantes de las que nos debe un futuro testimonio que tendrá, ciertamente, interés adicional.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.