Miles de fieles expresaron su fe en la Virgen de San Nicolás

Una multitud de peregrinos se acercó a la localidad bonaerense para venerar a María
Silvina Premat
(0)
26 de septiembre de 2011  

SAN NICOLAS.- "Madre, no te merezco, pero te necesito." El ruego que el obispo Héctor Cardelli hizo, sin quitar sus ojos de los de la imagen de la Virgen María del Rosario de San Nicolás, expresó en voz alta el de muchos de los cerca de un millón de peregrinos que se estima visitaron el santuario de esta ciudad durante septiembre.

Monseñor Cardelli, obispo de San Nicolás, presidió ayer la celebración central del 28° aniversario de la primera aparición de la Virgen a Gladys Quiroga de Motta, la vidente que la vio y escuchó entre 1983 y 1990.

Al término de la ceremonia, de la que participaron más de 250.000 fieles, la mujer saludó a los peregrinos que se agolpaban frente a su casa, a media cuadra del santuario, desde detrás de la reja del porche. "No saquen fotos y vayan pasando", indicaba un joven a los que hacían fila para ver a Motta por lo menos unos segundos y dejarle pedidos de oraciones escritos en papelitos.

Idéntica escena se vivió anteayer al atardecer, cuando Gladys "salió a recibir" a unos mil jóvenes que llegaban a esta ciudad -situada a unos 240 kilómetros al noroeste de la Capital- luego de caminar desde Ingeniero Maschwitz durante cuatro días en una peregrinación que se realiza hace 27 años. "Gracias, Gladys, por tu sí", le dijo uno de los jóvenes. El resto la saludaba con respeto y lágrimas en los ojos. Ella les devolvía el saludo y les sonreía.

Gladys Motta tiene 74 años y una salud bastante frágil. Cuando tenía 46 años, estaba casada y tenía dos hijas, comenzó a recibir la "visita" de la Virgen que le pedía que le hiciera edificar un templo y le trasmitía mensajes que abordan con sencillez gran cantidad de temas dogmáticos. Según afirma el padre Carlos Pérez en el libro Soy tu Madre, en el que describe lo ocurrido en su condición de testigo directo -dado que fue el sacerdote que acompañó a Gladys- ella vivió la experiencia de estigmas internos y externos, con heridas sangrantes, especialmente en las muñecas, y fuertes dolores, sobre todo los Viernes Santo y desaparecían el Sábado Santo. Se caracteriza por su discreción y humildad, y son pocos los peregrinos que la han visto.

"Venimos desde hace quince años, pero nunca la vimos", contó a La Nacion Pety Giasono de Aparicio, de la localidad bonaerense de Mones Cazón, que ayer festejaba aquí su cumpleaños número 80. "Mis hijos querían hacerme una fiesta, pero les dije que no podía porque había prometido a la Virgen venir a agradecer los favores recibidos y que si venían todos, sería el mejor regalo", dijo Pety. Y así fue. Rodeada de sus hijos y nietos, escuchó el "Feliz cumpleaños" con alegría.

Día de fiesta

Es que el día de ayer había comenzado en San Nicolás con el canto del "Feliz cumpleaños" trasmitido por los altoparlantes del santuario que se escuchaban en buena parte de la ciudad. Como es habitual a medianoche del sábado, un show de fuegos artificiales y la celebración de la misa recibieron el día festivo.

Una multitud cubrió "el campito", como se le llama a la explanada donde se levanta el templo, según las indicaciones que la Virgen misma dio a Gladys en sus mensajes. "He pedido mi morada, para despertar desde aquí, en mis hijos, el deseo de buscar a Dios", es uno de los mensajes trasmitidos por la vidente y difundidos por la Iglesia.

Durante todo el fin de semana fue incesante la llegada de peregrinos a pie, bicicleta, caballo o automóviles desde Ramallo, Mendoza, Córdoba y otras ciudades. "Entre sábado y domingo habrán venido unos 600.000", dijo a La Nacion el padre Pérez, que es rector del santuario desde su creación, en 1989.

Pérez destacó también que las ceremonias del sábado y de ayer fueron las primeras multitudinarias celebradas en el altar y explanada inaugurada en mayo.

El inmenso anfiteatro parece querer encarnar el corazón de la Virgen que, según uno de los mensajes que le transmitió a Motta, es un jardín donde puede entrar todo aquel que quiera ser regado por su amor de madre.

1.000.000

De peregrinos

Se calcula que un millón de personas visitó el santuario de la Virgen en San Nicolás durante este mes.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.