Modifican el sistema de exámenes en marzo

Habrá en febrero clases de repaso
(0)
31 de octubre de 2000  

A partir del próximo turno de marzo, las escuelas secundarias dejarán sin efecto la tradicional mesa examinadora con tres profesores y les darán a los alumnos más oportunidades para llegar mejor preparados a la instancia evaluadora.

Se trata de cambios que la Secretaría de Educación porteña, a cargo de Daniel Filmus, pondrá en marcha en las escuelas de enseñanza media oficiales y privadas, con el propósito de revertir el alto índice de ausentismo que anualmente se registra en ese turno de exámenes, así como la elevada proporción de alumnos que repiten el curso.

Con el nuevo sistema, los alumnos que se lleven materias podrán concurrir a clases de repaso que los profesores dictarán entre el 19 y el 28 de febrero. "Ello no implica una carga para los docentes, dado que se trata de un período en el que habitualmente los profesores asisten en esas fechas al colegio para integrar mesas examinadoras que muchas veces no son estrictamente las de sus materias", indicó Filmus, al explicar la iniciativa.

Las clases de repaso, que mantendrán la estructura horaria del año anterior, serán obligatorias para los docentes y optativas para los estudiantes. Luego, los chicos darán el examen ante su profesor habitual. Y tendrán eventualmente una instancia de apelación, en caso de que no estén de acuerdo con la nota que le puso el docente."Actualmente existe la posibilidad de apelar, pero es una vía que se utiliza muy poco", dijo el funcionario.

Fracaso escolar

La propuesta de la Secretaría de Educación apunta a combatir el alto índice de repitencia escolar, que hoy asciende al 18% en primer año; 20% en segundo; 15% en tercero y 10% en cuarto año. Filmus reveló que según estadísticas oficiales, el 60% de los alumnos de enseñanza media se lleva alguna materia a marzo.

"Consultamos la propuesta con la Junta Coordinadora de Instituciones de Enseñanza Privada (Coordiep) y ellos están de acuerdo, por lo que la reforma se aplicará tanto en las escuelas estatales como en los colegios privados", aseguró Filmus. Mientras los primeros tienen una población de 103.000 alumnos, a los segundos asisten 100.000 chicos.

Al explicar los motivos que llevaron a instrumentar el mismo sistema que actualmente rige para los exámenes de diciembre, el secretario de Educación explicó que uno de los principales problemas, además de los aplazos, es el alto nivel de ausentismo que se registra en los exámenes de marzo.

"Al comenzar a tomarse a mediados de febrero, son muchos los alumnos que no se presentan a rendir. En algunas escuelas, el ausentismo llega al 70%", dijo Filmus. A eso se suma que los estudiantes llegan al tribunal examinador sin ninguna instancia de repaso, lo que conspira contra el buen rendimiento.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.