Montiel se enfrenta con Giannettasio por el paro

Dijo que la ministra está mal informada
(0)
11 de mayo de 2003  

El conflicto docente en la provincia de Entre Ríos -por el que más de 160.000 chicos todavía no comenzaron las clases- originó un duro intercambio de acusaciones entre el gobierno provincial y la Nación.

La ministra de Educación, Graciela Giannettasio, responsabilizó al gobernador entrerriano, el radical Sergio Montiel, por el prolongado conflicto y hasta lo acusó de haber comprado el Hotel Mayorazgo, de Paraná, con el dinero que el Gobierno le adelantó para pagar salarios.

Por su parte, Montiel respondió que Giannettasio está "mal informada" y que "nunca nos ha consultado sobre el conflicto docente".

Tras la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo -a pedido de la cartera educativa-, Montiel deberá reunirse mañana con la titular del sindicato docente de Entre Ríos, Marta Madoz, en la sede porteña de la cartera laboral, para intentar destrabar el conflicto, que ya supera los dos meses.

Los docentes entrerrianos, que resolvieron esta semana extender el paro hasta el 23 de este mes, reclaman al gobierno provincial los salarios de dos meses, el aguinaldo, la ayuda escolar y un plus salarial. El gobierno les debe, en tanto, dos años del fondo de incentivo docente. Es una deuda de $ 4161 en promedio para cada docente, que en la provincia suman 44.000.

El gobierno local confiaba en la llegada de un crédito que el país gestionó en marzo último ante el Banco Mundial, con parte de cuyos fondos se iba a auxiliar a las ocho provincias con mayores conflictos, como Entre Ríos. El dinero no está disponible aún.

Sugerencia

En declaraciones radiales, Giannettasio sugirió incluso la posibilidad de la intervención federal a la provincia y afirmó que hace dos meses envió $ 11 millones a la provincia para el pago de salarios docentes.

"Cuando un gobernador decide no pagar salarios y comprar un hotel, como el Mayorazgo, ha tomado una decisión", dijo la ministra.

"No tenemos cómo pagar ahora", admitió el gobernador Montiel. "Estamos atrasados con la policía, con los empleados de la salud, los jueces y los funcionarios", reconoció.

Mientras tanto, aumenta el malestar de los padres de los alumnos entrerrianos, que en varias ciudades realizaron asambleas para debatir propuestas diversas. Entre ellas, iniciar acciones judiciales contra los docentes y contra el gobierno nacional, y no pagar impuestos provinciales ni nacionales hasta que se resuelva el conflicto.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.