Vivía en París desde 1968. Murió Saer, uno de los escritores más prestigiosos de la Argentina