Ni Una Menos: inauguran en Roma una impactante muestra en su homenaje

Una de las obras de la muestra
Una de las obras de la muestra Crédito: Mario Del Comune
Elisabetta Piqué
(0)
15 de octubre de 2020  • 19:22

ROMA.- "La amaba demasiado", "Era un gigante bueno", "Fue un raptus", "Sos mía para toda la vida". Son algunas de las frases que minimizan la violencia contra las mujeres que pueden leerse sobre decenas de platos de cerámica colocados en el suelo, en una impactante instalación que puede verse en "Ni Una Menos", muestra de las artistas argentinas Silvia Levenson y Natalia Suarín que se inauguró hoy en la Casa Argentina, el espacio cultural de la embajada argentina en Italia en el segundo piso de un antiguo palacio de la Vía Véneto.

"Es un homenaje al movimiento nacido en nuestro país en 2015, producto de mujeres, que traspasó fronteras y que trascendió al mundo, que nos enorgullece y que ayuda a tomar conciencia sobre una temática que es parte de los derechos humanos", explicó a LA NACION Ana Tito, cónsul argentina en Italia. "El arte sirve también para concientizar y en este caso, sobre un mal social que se ha incrementado en esta época de pandemia", agregó la diplomática que, hablando con barbijo puesto, como indican las normas anticoronavirus vigentes, pasó a desgranar cifras terribles.

"En la Argentina en 6 meses de cuarentena hubo 127 femicidios, uno cada 34 horas y el 71% ocurrió dentro de la propia casa de la víctima. En los 87 días que duró en Italia el confinamiento hubo 47 femicidios, uno cada dos días y se triplicó el número habitual de este tipo de delitos", afirmó.

Silvia Levenson, que nació en Buenos Aires en 1957 y en 1981, durante la dictadura, se mudó a Italia porque la familia de su exmarido es italiana, según contó a LA NACION, suele trabajar con vidrio. Es la madre de Natalia Suarín, que nació en 1976 en Buenos Aires y también es una artista con quien desde hace algunos años trabaja en forma combinada en torno de la temática de la violencia contra la mujer.

"Ya hicimos videos juntas sobre la violencia doméstica, uno se llama 'Algo anda mal' y otro "Everything is ok" y lo de los platos de cerámica es un proyecto que empezamos juntas el año pasado con una instalación que hicimos en el Palazzo Vecchio de Florencia, en el cortile di Michelozzo, un espacio espectacular, donde también colocamos 120 platos con textos que banalizan la violencia en contra de las mujeres para destacar que es el contexto familiar, la casa, el más peligroso para las mujeres", contó Silvia, que vive cerca de Milán, pero que viaja una vez por año a la Argentina para dictar seminarios.

"En nombre del amor", obra de Silvia Levenson
"En nombre del amor", obra de Silvia Levenson Crédito: Mario Del Comune

Natalia, artista plástica que trabaja con fotos y videos, en la muestra también presenta una serie de fotos y una colección de postales de amores estereotipados intervenidas con collages, que reflexionan sobre la idea del amor como una fábula. "Lo hice durante el confinamiento, cuando estábamos todos encerrados y, según Naciones Unidas, la violencia contra las mujeres se triplicó... Y es un ejercicio para indagar en la relación con la vida real", explicó Natalia.

"No es que no existe el amor y no quiera casarme, sino es explorar un poco el tema de que muchas veces personas que fueron parte de nuestra vida se transforman en asesinos", dijo por su parte Silvia, al comentar otra de sus obras que se exhiben, que es una instalación de vidrio que representa una torta de bodas con una bomba en el último piso.

Las dos artistas argentinas
Las dos artistas argentinas Crédito: Mario Del Comune

Madre e hija no ocultaron su satisfacción al inaugurar "Ni Una Menos", muestra que fue curada por Manuela de Leonardis. "Es un homenaje al movimiento que nació en la Argentina y que se propagó en todo el mundo cuya característica es la de ser muy inclusivo y no intelectual. Durante la muestra vamos a hacer conferencia vía zoom con referentes del movimiento acá en Italia para reflexionar sobre la función del arte como oportunidad, no de cambiar la sociedad, porque no creo que sea posible, sino de influir en la mirada de quiénes la observan", dijeron. Además, confesaron que su sueño es organizar en Buenos Aires una gran instalación participativa de mujeres, con técnica de cerámica y texto, siempre sobre el mismo tema, más actual que nunca debido a la pandemia. "Seria muy lindo, veremos si será factible".

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.