No hacer una tragedia ni disimular el dolor