Nueva York volvió a superarse

Eugenia Loewenthal
Carla Lucini
(0)
26 de diciembre de 2014  

Noviembre fue uno de los meses más fuertes en el mundo del arte, con la subasta de Christie's de arte moderno y contemporáneo con los precios más altos de la historia y el imparable Chelsea. Megamuestras como las de Picasso y Murakami en Gagosian, Marina Abramovic en Sean Kelly, y Franz West y Richard Serra en David Zwirner, llenaron sus espacios de curiosos y apasionados del arte. Sotheby's, la competencia de la citada casa de subastas, ha perdido ventaja en cuanto a valores, pero eso no deja atrás la calidad museística de las obras expuestas. Durante cinco intensos días, en el mercado del arte se invirtieron 1500 millones de dólares.

No sólo los roles de los diversos actores del arte están cada vez más difusos, sino también los de las instituciones: la creativa idea de Sotheby's de formar una galería completamente cubierta de espejos llamada S|2 le aporta un perfil joven y curatorial a la casa que lleva más de 270 años en el negocio. En S|2 se reflejaban una y otra vez más de 15 obras del siempre polémico italiano Maurizio Cattelan. No es menor el hecho de que Cosa Nostra, como se tituló la muestra, continuara en la galería Venus Over Manhattan, en el Upper East Side, desde una perspectiva y formato totalmente diferente de los de S|2. La galería, devenida en oscuro callejón, cambió su arquitectura para hospedar en claustros cada una de las obras del artista. El espectador era testigo de situaciones aisladas; debía observar cual voyeur a través de pequeñas mirillas las taxidermias y esculturas hiperrealistas.

La feria de arte Independent, que se realiza en marzo, adelantó a noviembre el lanzamiento de Independent Projects. Un híbrido entre feria de arte y espacio museístico, en el cual cuarenta galerías de diferentes trayectorias y nacionalidades pusieron a la venta Solo Projects durante un fin de semana.

Es imposible dejar de mencionar al MoMA, nombrado recientemente número uno a nivel mundial por su branding museístico, que presentó a Matisse y a Robert Gober. Brooklyn, del otro lado del East River, no se quedó atrás con un tupido calendario de exhibiciones.

Las autoras son licenciadas en Historia del Arte

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?