Oxford cierra un programa de estudios argentinos

Funcionó en los dos últimos años
(0)
26 de diciembre de 2001  

OXFORD.- Hace pocos días, la Universidad de Oxford decidió clausurar, a partir del 1° de enero próximo, el Programa de Estudios Argentinos creado hace dos años en el Centro Latinoamericano de St. Antony´s College. La medida fue atribuida en un comunicado oficial a "la decisión del gobierno argentino (a cargo de Fernando de la Rúa) de cesar su financiamiento a raíz del deterioro en la situación financiera del país".

La historia tiene, sin embargo, larga data y en gran medida el anuncio no es otra cosa que el epílogo de una "muerte anunciada".

El programa fue el resultado de un acuerdo firmado en 1998 entre la cancillería argentina y la Universidad de Oxford en ocasión de la visita presidencial de Carlos Menem.

El objetivo era crear un foco de interés sobre la Argentina en un centro de estudios prestigioso, facilitar la presencia en Oxford de académicos, investigadores y funcionarios argentinos y alentar la formación de nuevas generaciones de estudiosos británicos especializados en nuestro país.

El acuerdo original establecía una contribución anual de 186.000 libras (unos 270.000 dólares) del Estado argentino durante diez años. Al cabo de ese período, la universidad se comprometía a establecer un programa a perpetuidad sobre la Argentina.

Sólo se recibió la primera cuota. Con el cambio de gobierno de Menem por De la Rúa, el programa, dirigido por la académica argentina Celia Szusterman, comenzó a ser identificado en círculos oficiales como un "legado interesado de Guido Di Tella". Un comentario vinculado con la posición de "fellow" del ex canciller en St. Antony´s College y a su decisión de escoger a la universidad como sede para escribir su autobiografía.

Otros acuerdos firmados durante su gestión con las universidades de Warwick, London School of Economics y Cambridge fueron suspendidos por falta de fondos.

En Oxford se asegura que, si bien los problemas financieros fueron mencionados durante charlas con funcionarios y hasta en artículos periodísticos, el gobierno argentino nunca notificó por escrito su decisión de poner fin a la asistencia.

Durante dos años se realizó en el programa una docena de seminarios sobre política, economía, educación, memoria colectiva y hasta sobre el impacto del fútbol en la sociedad argentina. Participaron, entre otros, Guido Di Tella, Darío Alessandro, Mauricio Macri, Guillermo O´Donnell y Tulio Halperin Donghi.

"Asegurar la continuidad del programa requería, además de los 270.000 dólares anuales, visión de largo plazo y comprensión de lo que es y representa la Universidad de Oxford, así como el mundo y la actividad académica en general -señaló la doctora Szusterman a LA NACION-. Esta última se basa sobre la libertad de cátedra y de pensamiento."

En la embajada argentina en Londres no se quiso replicar "para no entrar en una polémica con la universidad con la cual el gobierno argentino tiene buena relación".

La universidad sostuvo que "la pérdida del programa no significará el fin del interés de Oxford por la Argentina". La clausura contrasta con la expansión del Centro de Estudios Brasileños y los planes para crear el Programa de Estudios Mexicanos.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.