Para Isabel Allende la literatura es machista

Así se refleja, dijo, en los premios y jurados
(0)
22 de diciembre de 2009  

SANTIAGO, Chile (EFE).- El mundo literario es machista y eso se refleja en una "acumulación" de hombres en los jurados y en los ganadores de premios, a pesar de que las mujeres escriben tanto y tan bien como ellos, advirtió la escritora chilena Isabel Allende.

Señaló que en el otorgamiento de los premios participan como jurados autores que han ganado antes y "así se van acumulando hombres", dijo la autora de Paula , en un diálogo con EFE.

"Siempre estas cosas han estado tradicionalmente en manos de hombres: la crítica, las editoriales, los profesores de literatura", apuntó Allende, de 67 años, autora de unas veinte obras traducidas a 27 idiomas, con ventas que superan los 50 millones de ejemplares.

Allende se perfila como candidata al Premio Nacional de Literatura en 2010 y este año figuró por primera vez entre los candidatos al premio Cervantes, que ganó el mexicano José Emilio Pacheco. Son dos galardones que en conjunto sólo suman a cinco ganadoras mujeres.

A juicio de la autora chilena, radicada en San Francisco, "todavía es muy difícil para una mujer que la respeten y la reconozcan en el plano intelectual y en el plano de la literatura."

Pese a que acumula unos treinta premios en su carrera, la escritora señaló que una mujer en literatura "tiene que hacer el doble o el triple de esfuerzo que un hombre para obtener la mitad del reconocimiento".

Discusión y calidad

Nacida en Lima, en 1942, pero de nacionalidad chilena, Allende afirmó que para superar ese machismo es necesario "hablar del tema, ponerlo sobre la mesa, discutir sobre las cosas que uno quiere cambiar." Agregó: "Hay en Chile escritoras de calidad, como Elizabeth Subercaseaux y Marcela Serrano, que tienen reconocimiento internacional y no en Chile".

"No voy a ganar el Premio Nacional, quienes lo dan son los mismos que me odian", apuntó, en alusión a la inquina que a su juicio le tiene un sector de la crítica local, que la juzga por su apellido y no por lo que escribe, o porque la catalogan como una escritora comercial, producto de la mercadotecnia.

"La gente compra porque sigue a un autor, o porque le gustan los libros, o porque se recomienda de boca en boca. Lo demás, es pensamiento mágico", precisó la autora de La isla bajo el mar . Sobre quienes la consideran un fruto de la mercadotecnia, señaló: "Es una tontería. Mientras más gente uno atraiga a la lectura y más lectores haya, todos ganamos".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.