El escenario. Política y descuido