Presentan los avances de un plan educativo

Los beneficiados son 70.000 alumnos
Los beneficiados son 70.000 alumnos
(0)
30 de septiembre de 2005  

Se realizó ayer la presentación de los avances del programa educativo "Futuro cercano", impulsado por Coca-Cola que, a través de las fundaciones Cimientos, Conin, Compromiso y Asociación Conciencia, beneficia a más de 70.000 alumnos en diferentes puntos del país.

La ayuda se brinda por medio de becas, mejora de infraestructura de escuelas rurales, prevención de la desnutrición infantil, capacitación de docentes y desarrollo de habilidades para la inserción laboral.

Además, más de 1600 personas son atendidas y capacitadas en el Centro Educativo Modelo de Prevención de la Desnutrición Infantil, en Mendoza, y este año se incorporó el Taller Escuela Pescar Village-Coca-Cola, cuyo objetivo es capacitar a estudiantes del último año de la secundaria para su inserción laboral.

"Ninguna empresa puede crecer en una sociedad que se deteriora. El trabajo con la educación abarca miles de compromisos diarios. Futuro Cercano es nuestro aporte para que los chicos y las comunidades beneficiadas puedan recibir una educación digna que las ayude a lograr una mejor calidad de vida", expresó María Marta Llosa, directora de Relaciones Externas de Coca-Cola.

En la presentación de la marcha del programa educativo se reconoció el esfuerzo de algunos beneficiarios. Los premios, de 5000 pesos cada uno, fueron otorgados a la Escuela de la Media Luna, de la comunidad wichi, de Salta, por el programa "Arreglo mi escuela"; a Paula Mendoza, alumna de la Escuela Taller Pescar Village-Coca-Cola; a María Ferro, directora de la Escuela N° 124, de Tucumán, por "Escuelas por el cambio"; a Ana María Vilca, una madre beneficiada del Centro Educativo Modelo de Prevención de la Desnutrición Infantil, y a Eduardo Dutto, de la Escuela N° 24, de Formosa, por el programa "Sed de futuro".

El momento más emotivo del encuentro, al cual asistieron más de 350 personas, se vivió cuando recibió su reconocimiento Ana María, que terminó el primario y el secundario mediante uno de los programas auspiciados por Coca-Cola. "Ni en el más remoto de mis sueños pensé que iba a llegar a estar aquí entre ustedes. Siempre les decía a mis compañeras que si Ana María pudo, ellas también", dijo, emocionada.

En el final de la reunión, con el "objetivo de representar la suma de voluntades necesarias" para continuar con el desarrollo de los programas educativos, se presentó una obra creada por el grupo de artistas Mondongo.

En la creación artística se utilizaron más de 1500 botellitas de vidrio de Coca-Cola, con un compromiso escrito dentro de ellas por beneficiarios, empresarios, periodistas y autoridades, para construir una escalera "como símbolo de un camino ascendente hacia un futuro mejor".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.