Protesta por la gestión cultural en las villas

Unos 40 dirigentes barriales ocupan desde ayer el vestíbulo del ministerio de Parodi
Unos 40 dirigentes barriales ocupan desde ayer el vestíbulo del ministerio de Parodi
María Elena Polack
(0)
29 de julio de 2015  

La protesta contra los despidos en los centros culturales y la falta de respuesta a los reclamos volvieron a sentirse ayer en el Ministerio de Cultura de la Nación. Un grupo de 40 trabajadores de las villas 21 y 31 ocupan, desde las 15, el vestíbulo del edificio de la avenida Alvear y Rodríguez Peña. Se quedarán hasta que la ministra Teresa Parodi o algún funcionario de alto rango dé respuestas a sus planteos.

Están decepcionados porque adhieren al gobierno de Cristina Kirchner y no les resuelven los problemas. "Por medio del teléfono de un subcomisario, Emilio Gareca [subsecretario de Promoción de Derechos Culturales y Participación Popular de Cultura] nos pidió que nos fuéramos y nos dijo que poníamos en riesgo los trabajos de los otros centros", contó anoche a LA NACION Mirta Atencia, delegada de los talleres de la Casa de la Cultura de la Villa 31.

"Franco Vitali [secretario de Políticas Socio Culturales] y Gareca nos habían pedido que no protestáramos durante las elecciones en la ciudad. Nos prometieron soluciones después de los comicios, pero no nos atienden", dijo el dirigente barrial Julio Zarza.

"Queremos que nos expliquen por qué nos despidieron y cuándo nos van a reincorporar. El trabajo de los talleres es muy importante porque contiene a los chicos y los jóvenes. Están otra vez creciendo la inseguridad y las adicciones", concluyó Ruth Ledezma, viuda de Adams Ledezma, el director de Mundo Villa TV, que fue asesinado en septiembre de 2010.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.