Opinión. ¿Qué cambió en 25 años?