Reconocen proyectos solidarios

Premiaron a tres escuelas por realizar tareas comunitarias
(0)
23 de agosto de 2001  

Fue un día de trabajo, de encuentro y de mucha emoción.

Ayer, mientras miles de maestros se adhirieron al paro de la Ctera, unos 1000 docentes y 100 alumnos -llegados desde la Patagonia hasta Salta- participaron del V Seminario Internacional de Escuela y Comunidad, que se desarrolló en Parque Norte, con la presencia de expertos extranjeros y autoridades.

La coronación del encuentro fue la entrega de los premios presidenciales que el ministro de Educación, Andrés Delich, otorgó a los tres proyectos más destacados de unos 3156 presentados.

Cada una de las tres escuelas distinguidas recibirá $ 10.000 y becas de capacitación para docentes y alumnos. El primer premio fue para la Escuela N° 40 de Resistencia, Chaco, por el programa "Mejora de la calidad de vida".

Ubicada en una zona sumamente necesitada de la provincia, el establecimiento puso en marcha, en 1996, 14 proyectos al servicio de la comunidad: una huerta comunitaria, un plan de documentación de indocumentados; otro de informática para los niños de jardín; y una guardería para atender el gran problema de la maternidad adolescente, entre varios otros.

Más alumnos

"Los resultados fueron sorprendentes: en estos cuatro años, aumentó la matrícula en un 40%. Los chicos están muy motivados y mejoraron su rendimiento", explicó ayer con una amplia sonrisa Rosa Alegre, directora de la escuela chaqueña. "Este premio nos fortalece y nos indica que el camino que tomamos es el correcto", agregó. Y señaló que sólo pueden participar los estudiantes que tienen un promedio superior a siete.

Nieves Tapia, coordinadora del programa nacional de Escuela y Comunidad, comentó que las escuelas solidarias (representan el 12% del total del país) están mejorando la calidad de sus proyectos. "Hay más protagonismo de los chicos y mayor vínculo con la currícula escolar", dijo. Comentó que la tarea del jurado fue ardua: "En el año 2000, unos 36 proyectos (de 3000) obtuvieron un buen puntaje; este año, más de 200 (entre 3156 presentados) resultaron muy buenos", explicó.

El segundo premio lo recibió el Colegio N° 21 José Font, de Santa Cruz, por la puesta en marcha de una radio que tuvo un fuerte impacto en la comunidad y ayudó a desinhibir a los alumnos retraídos. El tercero lo recibió la Escuela Especial N° 9, de Junín de los Andes. Chicos con discapacidades pusieron en marcha un sistema creativo para calefaccionar el barrio.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?