Restituyen a Perú 44 obras de arqueología

Son piezas rescatadas del tráfico ilegal
(0)
27 de mayo de 2009  

Piezas de cerámica, fragmentos de tejido, guerreros de metal, máscaras y otros valiosos objetos de madera y de cobre cuya antigüedad oscila entre los años 900 a.C. y 1250 de nuestra era fueron restituidos ayer a Perú por el gobierno argentino.

En el acto, al que asistieron el secretario de Cultura, José Nun; la directora de Patrimonio y Museos, María de las Nieves Arias Incollá; la directora del Instituto de Antropología, Diana Rolandi, y la embajadora de Perú, Judith de la Mata Fernández de Puente, se puso de relieve que la toma de conciencia respecto del tráfico ilícito de bienes culturales "está creciendo" entre los países.

Las restituidas ayer son 44 piezas que fueron sustraídas de Perú en distintas ocasiones. Un conjunto de 14 objetos procede del llamado caso Scarso, apellido del individuo que intentaba trasladarlos de Córdoba hacia Chile cuando fueron recuperados por la policía. El otro conjunto, con 30 piezas, pertenecía a un coleccionista particular, cuyo nombre se protege, quien quizá movido por el temor de ser descubierto decidió devolverlo a Perú.

En diálogo con LA NACION, la diplomática peruana señaló que "la restitución de estas piezas es como el regreso de nuestros hijos a casa. Son parte fundamental de nuestro patrimonio cultural. En la Argentina, a través de distintos procesos, Perú reclama unas 18.000 piezas. El año pasado nos restituyeron otras piezas arqueológicas que estaban en Alemania, España y Estados Unidos".

La embajadora destacó que su país es uno de los más expoliados por los traficantes de bienes culturales, "porque es uno de los que más testimonios tienen de la civilización incaica y de la colonia. Los templos estaban revestidos en oro y plata. El robo de arte sacro es muy grande".

Comentó, además, que en Perú se ha incrementado el saqueo de pinturas de la época de la colonia. A su turno, Nun dijo que el de ayer era un "acto entre hermanos" y que la Argentina se "limitaba a restituir a Perú lo que es suyo". Rolandi subrayó que desde 2000 en adelante se va desarrollando una conciencia de protección de los bienes culturales. "Hay 5000 piezas en proceso de restitución. Hay también bienes de la Argentina y Ecuador recuperados. En nuestro país varias provincias ya registran sus piezas."

El trabajo es lento. Como dice Rolandi, lo importante es transmitir que una pieza extraída de su sitio interrumpe la posibilidad de conocer la totalidad del hallazgo arqueológico.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.