La ciudad brasileña ganó la pulseada a Buenos Aires. Río de Janeiro tendrá una filial del Museo Guggenheim