Ruegos por la paz en Tierra Santa

Peregrinos llegados de todo el mundo recibieron un mensaje de esperanza en Belén
(0)
26 de diciembre de 2009  

BELEN, Cisjordania.- Miles de fieles en todo el mundo celebraron ayer la Navidad, con Belén, Nazaret y Jerusalén como centros donde se realizaron los festejos y actos más importantes, que tuvieron como común denominador el ruego por un futuro de paz para la humanidad.

Como es habitual, cientos de palestinos cristianos y peregrinos celebraron la misa de Navidad en el lugar donde la tradición indica que nació Jesús, en Belén, con oraciones y deseos de que la paz reine en esa convulsionada región.

Los fieles, muchos de ellos palestinos locales, llenaron la iglesia católica construida cerca de la gruta consagrada al nacimiento de Jesús. "El mensaje de Jesús es paz en el corazón, alegría y amor del uno para el otro", dijo el enviado del Vaticano a Israel, Antonio Franco, al ingresar en el complejo de la Basílica de la Natividad. "Es posible lograrlo", afirmó.

A pesar de la crisis económica, de las dificultades de Israel y Palestina para llegar a un acuerdo de paz y de un muro de cemento que limita los movimientos de los palestinos, Belén mostró un aire festivo.

Anteayer, el patriarca latino de Jerusalén, monseñor Fuad Twual, había oficiado por la noche la Misa del Gallo en la iglesia franciscana de Santa Catalina de Belén, contigua a la Basílica de la Natividad.

En su homilía, el máximo representante de la Iglesia Católica en Tierra Santa también había hecho un llamado a la paz en Medio Oriente y había afirmado que no habría paz en la región hasta que israelíes y palestinos no se traten con respeto. "Se pueden llevar con ustedes el deseo de trabajar en favor de la paz, aquí donde nació el príncipe de la paz", había dicho. Twual concelebró la misa en seis idiomas diferentes, incluido el árabe, la lengua mayoritaria entre sus feligreses palestinos.

Este año, la crisis económica se hizo sentir en Belén, donde los actos que rodean a la Navidad contaron con un menor número de turistas y peregrinos que en otros años. El jefe de gobierno, Tony Marcos, estimó que durante la semana alrededor de medio millón de personas visitaron la ciudad, cifra inferior a la del año pasado.

La ciudad, cuya población es musulmana en un 60%, celebra en tres fechas distintas la Navidad: el 25 de diciembre lo hacen los católicos; el 7 de enero, los griegos ortodoxos, y el 19 del mismo mes, los cristianos armenios.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.