"Cara a cara con los intelectuales". Sanguinetti, en Pinamar