Videoconferencia desde Madrid. Saramago exigió a los políticos que "nos digan la verdad"