Se endurece el conflicto docente

Ante más de 20.000 personas, Maffei dijo que los maestros no dictarán clases los sábados Hubo fuertes críticas a la propuesta de Delich La huelga tuvo un acatamiento dispar en todo el país Hoy sigue el paro en las escuelas bonaerenses
Ante más de 20.000 personas, Maffei dijo que los maestros no dictarán clases los sábados Hubo fuertes críticas a la propuesta de Delich La huelga tuvo un acatamiento dispar en todo el país Hoy sigue el paro en las escuelas bonaerenses
(0)
23 de agosto de 2001  

Con un acto en la Plaza de Mayo y un paro que tuvo una masiva adhesión en varias provincias, los gremios docentes realizaron ayer un cese de actividades en rechazo a las medidas de ajuste y endurecieron así su posición frente al gobierno nacional.

Según cifras del Ministerio de Educación, el paro fue total en las provincias de Buenos Aires, Jujuy, Formosa, Tucumán y San Juan y tuvo una dispar adhesión en el resto del país. Prácticamente no se sintió en Córdoba, Mendoza y La Pampa, entre otras jurisdicciones.

En esta Capital, donde hubo un acatamiento del 40%, alumnos y docentes de todos los niveles de enseñanza marcharon a la Plaza de Mayo, en columnas que partieron desde la plaza Houssay y desde el Congreso, convocados por la Ctera, la Conadu y la Federación Universitaria Argentina (FUA).

Más de 20.000 personas participaron de la protesta. Según los organizadores, hubo 50.000 concurrentes. La policía, en cambio, estimó inicialmente en 15.000 la cantidad de manifestantes, cifra que luego rectificó en 30.000.

Durante el acto, la secretaria general de la Ctera, Marta Maffei, advirtió que los maestros no van a dar clases los sábados, en abierto rechazo al plan de recuperación del ciclo lectivo anunciado por el ministro de Educación, Andrés Delich.

"Nos llama la atención que tenga 80 pesos para darles a los docentes que quieren trabajar los sábados y que no tenga los 60 pesos que nos tiene que pagar por el fondo de incentivo", sostuvo Maffei, que habló en el palco levantado al pie de la Pirámide de Mayo. "Nosotros también queremos 180 días de clase: no estudiamos toda la vida para andar por las calles reclamando por nuestro salario", agregó.

Por medio de un comunicado, Delich respondió a la dirigente gremial y dijo que los fondos para el Programa de Recuperación Escolar "provienen de partidas presupuestadas en el ministerio y de ahorros" realizados en su gestión. Y agregó: "Nada me quita la idea de que hay que devolver a esos estudiantes las horas de clase perdidas".

En el distrito bonaerense, donde los docentes llevan tres semanas de paro, fracasó la conciliación obligatoria dispuesta por el gobierno provincial.

Multitud en las calles

Desde el mediodía, distintas columnas de estudiantes y docentes marcharon hasta la Plaza de Mayo, donde escucharon las palabras de los distintos dirigentes gremiales y cantaron en contra del gobierno.

Las escuelas primarias y secundarias se concentraron cerca del Congreso. La presencia de colegios bonaerenses se hizo sentir con banderas, murgas y cantos: hubo una importante adhesión de docentes que concurrieron en forma espontánea, al margen de las columnas sindicales.

Algunos maestros fueron a la marcha en compañía de sus hijos. "Me parece bárbaro que nos enganchemos todos. Un paro como éste implica que la familia entera salga a las calles", contó Silvana Cisterna, docente de una escuela de La Plata, que llevaba a su hija Florencia de la mano. "Quería que mis hijos participen para que empiecen a entender lo que está pasando en el país", explicó Blanca Kleiman, de Berazategui, acompañada por sus hijos Martina y Julián.

Los universitarios se sumaron con la Marcha Nacional por la Educación y el Trabajo, la última de una serie de movilizaciones regionales realizadas durante las últimas semanas en todo el país. "¿Se imagina un país sin educación? ¿Se imagina un país sin futuro?", decían los altavoces, mientras los automovilistas esperaban con notable paciencia el paso de los manifestantes, acompañando el ritmo de los bombos con sus bocinas. En varios tramos, caían papeles desde los edificios y se escuchaban gritos de apoyo.

"Esta no es una disputa por cuatro o cinco días más de clase, sino por preservar el derecho a vivir con dignidad para que nuestros jóvenes no hagan colas todos los días en las embajadas", dijo Maffei a LA NACION.

En cifras

Impacto: según cifras del Gobierno, el paro tuvo una adhesión del ciento por ciento en las provincias de Buenos Aires, Formosa, San Juan y Tucumán, del 85% en Santiago del Estero y del 70% en Misiones.

Sin adhesión: la repercusión del paro fue casi nula en Chubut, La Pampa, Mendoza, Córdoba, Santa Fe y Santa Cruz.

En la Capital: alcanzó el 40% en las escuelas estatales y el 15% en las secundarias privadas.

En la plaza: según la Ctera, hubo 50.000 personas en la concentración de ayer. La policía, por su parte, contó 30.000.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.