Se hará hoy el sepelio de Adel Made

Era el presidente del Centro Islámico
Era el presidente del Centro Islámico
(0)
2 de agosto de 2005  

El sepelio de Adel Made, que presidía desde 2001 el Centro Islámico de la República Argentina, tendrá lugar hoy, a las 12.15, en el cementerio islámico, León Gallo 4599, San Justo. Made falleció anteayer. El velatorio se prolongará hasta las 11 en la sede del Centro Islámico, San Juan 3050, donde ayer se evidenció un reconocimiento generalizado a quien fue un hombre de paz, que promovió la convivencia entre los credos.

"Rindo homenaje a un gran patriota y a un creyente. Con mi oración pido al Creador, Clemente, Misericordioso, le retribuya todo el bien que hizo", escribió en el libro de pésame el cardenal Jorge Bergoglio, que publicó un aviso fúnebre en LA NACION, llamándolo "su amigo". El titular de la DAIA, Jorge Kirszenbaum, dijo a su vez: "No sólo pierdo a un gran hombre, pierdo a un amigo".

Anteayer se acercó al Centro Islámico el canciller, Rafael Bielsa, con su esposa, Andrea de Arza. Ayer estuvieron el secretario de Culto, Guillermo Oliveri; varios embajadores y el vicejefe del gobierno porteño, Jorge Telerman.

Entre otros, se hicieron presentes varios sacerdotes; el gran rabino de la AMIA, Shlomo Ben Hamú; los rabinos Sergio Bergman y Daniel Goldman, y otros miembros de la comunidad judía. Boris Kalnicki, de la Confraternidad Judeo Cristiana, recordó que Made habló este año en la comida de Pascua en la B´Nai B´Rith y comentó que quería traer a 10 chicos palestinos para que vivieran un tiempo con familias judías y apreciaran la convivencia en nuestro país.

"Constituimos con la grey cristiana y la grey judía parte indisoluble del tejido social argentino -decía Made-; cualquier atentado en nuestro país lo es contra el tejido social y esos tres componentes. Como musulmanes, agradecemos a Dios haber nacido en un país donde reina la mayor libertad religiosa."

Fueron muchos y valiosos los gestos de acercamiento promovidos por Made, que ayer iban a tener otra concreción con la firma en la Curia porteña de un pronunciamiento contra el terrorismo y el fundamentalismo por la Comisión de Diálogo Interreligioso (Codin), que él impulsó y que presidía Bergoglio.

Made fue clarísimo en condenar actos terroristas como el de la AMIA, entidad con la que forjó una relación cordial. Sostenía que los delitos los cometen las personas, no las creencias religiosas. "Nos duele la asociación errónea que se hace del islam con los terroristas y el fundamentalismo. Nosotros somos argentinos que profesamos el islam."

Hijo de inmigrantes libaneses, Adel Made nació en Mendoza hace 64 años y se sentía profundamente argentino. Pensaba que la Argentina era un ejemplo de convivencia para el mundo. Licenciado en Economía en la UBA, fue un empresario exitoso y un hombre generoso, cuya mano se abría en la ayuda al prójimo. Tenía cinco hijos: Pablo, María Marta, María Victoria, María Cecilia y María Julia.

Era tenaz, perseverante, alegre, positivo. Quienes lo trataron saben que su mirada limpia y su sonrisa franca transparentaban la nobleza de su corazón, abierto a todos.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.