Siguen buscando al cazador

Defensa Civil, los bomberos y siete buzos tácticos tras la pista
(0)
10 de diciembre de 2001  

Edgardo Araya salió a cazar nutrias y nunca regresó. Los que, tres horas después, volvieron a su casa, en el municipio bonaerense de Rivadavia, fueron los dos perros que lo habían acompañado, y que guiaron a sus familiares a una laguna que las últimas inundaciones formaron en la localidad de América. El jefe de bomberos del municipio, Daniel Martín, dice que los perros empezaron a ladrar y a aullar en cuanto llegaron al lugar. Desde entonces, es allí donde Defensa Civil, los bomberos y siete buzos tácticos buscan el cuerpo de Araya.

La desaparición de Edgardo, un joven changarín de 23 años, es la segunda en menos de tres semanas producida en América por las inundaciones.

El 21 de noviembre, Manuel Ibáñez, un empleado municipal de 54 años, se ahogó al caer al agua mientras intentaba construir un terraplén.

Mientras tanto, y aunque el Gobierno nacional ya erogó 100 millones de pesos para paliar la situación de las cuatro provincias afectadas por el fenómeno (Buenos Aires, La Pampa, Santa Fe y Córdoba), es dudoso que el año próximo pueda destinar todos los fondos previstos para solucionar ese viejo problema, según el secretario de Provincias, René Bonetto.

El funcionario dijo que hay que estar “atentos y vigilantes” para que el Gobierno no destine los fondos “a otra cosa”. Advirtió que “no sería la primera vez que en la Argentina un fondo específico se desvirtúa” por dificultades financieras.

El Fondo Fiduciario que debería proveer ese dinero proviene de una parte de la recaudación impositiva, que viene bajando mes a mes como consecuencia de la crisis.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.