También aspira a conducir la UBA el decano de Medicina

Buzzi será candidato, tras el retiro de Vilella y de Kornblihtt
(0)
16 de julio de 2006  

El decano de Medicina, Alfredo Buzzi, aceptó su postulación para la elección de rector de la Universidad de Buenos Aires (UBA), prevista para mañana, tras reunirse con Fernando Vilella y Alberto Kornblihtt, que declinaron sus candidaturas.

Así lo confirmó ayer a LA NACION el propio Buzzi, que dirigió interinamente la UBA durante 15 días, al cumplirse el mandato del rector saliente, Guillermo Jaim Etcheverry.

"Después de pensarlo mucho, ya que en otras ocasiones me había negado, decidí aceptar la postulación, luego del gesto de Kornblihtt y Vilella, que vinieron a verme a la facultad para pedirme que fuera candidato, con el respaldo de consejeros de Medicina, Ciencias Exactas, Filosofía y Ciencias Sociales", explicó Buzzi, de 75 años.

El decano de Medicina competirá en la asamblea de mañana con su par de Farmacia y Bioquímica, Alberto Boveris, a quien definió como "excelente candidato e investigador de primera línea". De todos modos, explicó, "las circunstancias me llevan hoy a ser su adversario".

Buzzi anticipó que la elección será reñida y confió en que los delegados estudiantiles no impedirán la realización de la asamblea.

Frente al pedido de la intervención policial para controlar el acceso al Colegio Nacional de Buenos Aires, se mostró conforme con que el Ministerio del Interior no hubiera confirmado el envío de efectivos. "Me parece mejor; espero que no sea necesaria la fuerza pública. Nunca es bueno que estén juntos los estudiantes y la policía", declaró el decano candidato.

Buzzi dijo que se siente postulado por "un grupo heterogéneo, que no es hegemónico y no busca imponerse por una mayoría automática". Y advirtió que, además de la elección del rector, la asamblea de la UBA debe definir la reforma de sus estatutos y pronosticó que si la nueva ley base de la universidad no se logra a partir del consenso, durará poco tiempo.

Recordó, además, que a fines de mayo renunció a su gestión como rector interino por las dificultades para generar consensos y conseguir hablar con todo el mundo. "Espero que ahora se logre el diálogo, sin fricciones internas", declaró.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.