Entrevista. Tan lúcido como los locos de atar