Tendencias que afectarán la educación en el siglo XXI

(0)
23 de octubre de 2000  

-Por primera vez en la historia, los viejos serán más que los jóvenes : esto implica que cada chico de hoy tendrá que mantener con su trabajo a cada vez más jubilados, con lo cual es fundamental una educación que lo prepare para tal responsabilidad y le dé herramientas para competir.

-El capital social e intelectual se convertirá en el valor primario de la sociedad: Microsoft, por ejemplo, no tiene fábricas. Es dueña de ideas, patentes y relaciones. El Boeing 777 es 95 por ciento capital intelectual y sólo un 5 por ciento el material del que está hecho. La educación cívica entonces se vuelve fundamental para mostrar cómo puede funcionar una economía basada en el capital social e intelectual, y de qué manera el beneficio puede ser mayor para todos.

-La tecnología aumentará la velocidad de la comunicación y el ritmo del avance o retroceso.

Una de las preguntas más frecuentes durante la Guerra Fría era: "¿Cuán grande es tu misil?" Hoy, ésta fue reemplazada por: "¿Cuán grande es tu módem?" La próxima frontera es la nanotecnología (que se desarrolla en el nivel molecular), y su uso para el bien o para el mal dependerá de la calidad de la educación cívica que determine el comportamiento de la gente.

-La creación de conocimiento y pensamiento despertará el progreso. En las escuelas y en la sociedad se está pasando de la adquisición de información a la creación de conocimiento. Dado que la información se mueve tan rápido a través de las disciplinas, estaremos desencadenando nuevas ideas a una velocidad sin precedente.

-Los conocimientos científicos y las realidades sociales obligarán a una amplia variedad de opciones éticas. Los jóvenes, hoy, tienen que enfrentar temas como el calentamiento global, la ingeniería genética, la pobreza extrema (casi la mitad del planeta vive con menos de dos dólares por día), la introducción de formas de vida en otros planetas. Estos dilemas éticos generarán una demanda más urgente de educación cívica y de una sociedad civil más desarrollada.

-Aumentará la competencia a medida que las industrias y profesiones intensifiquen sus esfuerzos para atraer gente talentosa. Se incrementará un problema que las escuelas ya sufren hoy: la dificultad de conseguir que gente calificada quiera dedicarse a la enseñanza cuando los sueldos y las condiciones de trabajo son tan poco competitivas.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.