Teshuvá, fidelidad y ternura

Jorge Rouillon
(0)
10 de septiembre de 2007  

El sábado, el arzobispo de Buenos Aires, cardenal Jorge Bergoglio, confraternizó con islámicos y judíos, con estrechos lazos de amistad. Al mediodía, asistió a la celebración del Centro Islámico de la República Argentina por sus 75 años. Al aire libre, el presidente del Centro, Samir Salech, recibió a embajadores y a mucha gente, de variados sectores. El secretario de Culto, Guillermo Oliveri, descubrió una placa que destaca el aporte del Centro a una sociedad plural.

Por la noche, pasadas las 23, en el barrio de Belgrano, Bergoglio asistió a un oficio en el templo Benei Tikvá, por la fiesta de Rosh Hashaná. Allí, el rabino Abraham Skorka dijo que al comenzar cada año Dios juzga a sus criaturas, que para estar en su presencia deben pedir perdón. Explicó el significado de la palabra Teshuvá , "contrición, retornar a Dios". Dijo que Maimónides lo interpretaba así: "Allí donde te has equivocado, si se presenta una situación semejante, procura no caer en el mismo error".

Se cantaron himnos de arrepentimiento y alabanza. El rabino Arieh Stockman invitó a "compartir para reparar el mundo bajo el reinado de Dios". El rabino Mario Hendler llamó a cada uno a mirar su interior con humildad. Y la rabina Graciela Grynberg, que condujo los cantos, oró: "Señor, enséñanos a escuchar tu palabra y tu voz en cada día de nuestras vidas".

Bergoglio citó el mandato de Dios a Abraham, "un hombre elegido que dejó que el Señor le escribiera la historia", en el Génesis: "Camina en mi presencia y sé irreprochable". Y señaló: "Hoy aquí, en esta sinagoga, tomamos nuevamente conciencia de ser pueblo en camino y nos ponemos en presencia de Dios. Es un alto en el andar para mirarlo a El y dejarnos mirar por El; para examinar nuestro corazón en Su presencia y preguntar si caminamos siendo irreprochables. También yo lo hago, como caminante, junto a ustedes, mis hermanos mayores". Usó varias veces dos palabras: fidelidad y ternura, aplicándolas a "ese Señor que es perdonador y paciente". Dijo: "Es El quien nos invita a acercarnos para derramar esta fidelidad-ternura en abundante misericordia".

Al terminar, Skorka lo llamó "querido amigo". Le regaló un libro de 1832 y le dijo: "Usted nos dio algo en custodia". Pasadas las 0.30, Skorka y su esposa llevaron en auto al cardenal, habitualmente tempranero, a su casa.

* * *

Singular repercusión tuvo el congreso "La crisis modernista: raíces, doctrina, proyección", organizado por la Arquidiócesis de La Plata, a cien años de la encíclica Pascendi , de San Pio X. El último día disertaron el presbítero Josep-Ignasi Saranyana, de la Universidad de Navarra, y monseñor Marcelo Sánchez Sorondo, presidente de la Academia Pontificia de Ciencias. Había 300 carpetas preparadas y otras tantas sillas, pero no alcanzaron. Mucha gente debió asistir de pie.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.