Tío Pedro

El libro Tratado de las sensaciones (Pre-Textos), al que pertenece este poema, fue incluido por el diario El País de España entre las mejores obras del año 2001
(0)
23 de enero de 2002  

El arte de mirar el tiempo

en tu reloj de muchas manecillas

desde el sillón del comedor de diario.

y aunque desconociéramos entre nosotros

toda cercanía,

tu simple atención organizaba un sueño,

la mueca y los vestigios

de una imagen soñada.

Y parecías decir en el silencio de la casa

"...soy el Tiempo."

Y a mí, como un rústico mecenas:

"me gusta verte escribir, me gusta que

[escribas,

me gusta ese nido que hacés

con tus libretas y papeles."

imperceptibles memorias

en la memoria duradera

olor de la voz más sutil que el agua,

de trama más espesa aún que el aire.

Sobre el vidrio araña,

sobre el embaldosado

más luz en el trompo diurno

de las sensaciones con sirenas...

pero tan pocas palabras.

El arte de fumar en pipa,

el olor a chocolate en efluvios

rodeándote.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?