Tres nombres en dos años: un área difícil para Rodríguez Larreta