En La Plata. Un director cerró una escuela secundaria por falta de porteros