Final abierto. Una lectura de Grey, a la sombra de O