Aventura literaria. Viajó tres meses para ver a García Márquez