100 años de golf

Desde pasado mañana y hasta el sábado próximo se jugará la 100a versión del Campeonato Argentino de Aficionadas, en el San Isidro Golf Club; es el torneo de damas por excelencia y acumula una importante tradición, con talentos en el tiempo, como Margarita Harrington de Nicholson, Margarita Mackinlay de Maglione, Fay Crocker y María Olivero
(0)
29 de febrero de 2004  

C onstruyeron una tradición en silencio, atraídas por un insobornable entusiasmo por el golf. Apellidos con talento y buen pulso convirtieron el Campeonato Argentino de Aficionadas en una pasión que ya es centenaria. La 100a versión del certamen se jugará entre pasado mañana y el sábado próximo en el San Isidro Golf Club y contará con las mejores jugadoras del país y de América del Sur. La ocasión servirá también para recordar a aquellas protagonistas de swings elegantes y valentía para transitar los fairways.

Así moldearon su personalidad campeonas como la uruguaya Fay Crocker -máxima vencedora, con 14 títulos entre 1932 y 1953-, Margarita Harrington de Nicholson, la primera de las grandes triunfadoras argentinas, con siete lauros desde 1921; Margarita Mackinlay de Maglione -7 conquistas-, y, mucho más adelante en el tiempo, María Olivero, que con 16 años resultó la campeona más joven en 1990 y se consagró en ocho oportunidades.

"El Campeonato Argentino es el certamen que cualquier aficionada quiere ganar; es el torneo por excelencia. El primer título que logré, a los 16 años, se dio un poco por la inconsciencia de la edad", recuerda María Olivero, del Club de Golf Palihue (Bahía Blanca), que se impuso en 1990, 1992, 1995, 1998, 1999, 2000, 2001 y 2002 y no participará en esta oportunidad por que está embarazada.

Entre los campeonatos nacionales exclusivos para damas aficionadas que se juegan en el mundo, el de la Argentina es el séptimo más antiguo. Tiene como antecesores el Campeonato de Gran Bretaña y de Nueva Zelanda, ambos de 1893; el Femenino de Irlanda, que se juega desde 1894; el de los Estados Unidos, 1895; el de Canadá, 1901, y el de Damas de Escocia, en 1903.

El torneo vernáculo comenzó en 1904, en la cancha del Buenos Aires Golf Club (hoy San Andrés). El formato no varió demasiado en el tiempo: vueltas de clasificación con medal play y un draw final bajo la modalidad match play.

Los archivos registran que en el match decisivo del certamen inaugural se encontraron las señoras de dos grandes pioneros del golf argentino: la señora de Mungo Park -el primer profesional escocés contratado por un club, también el primer campeón del Abierto de la República-, y la señora de James Marjoribanks. Park ganó aquel primer campeonato por 6 y 5. Festejó nuevamente en 1909 y retuvo el título en 1910, pero esta vez fue declarada campeona por no tener rivales para competir.

Hubo un hilo conductor en el Campeonato Argentino de Damas con el transcurso de los años: alzaron la copa las dominadoras de la época, por lo que casi siempre se dieron resultados lógicos. Pero el torneo no sólo dejó un profuso anecdotario de hazañas deportivas y trofeos; también sirvió como disparador para que hoy haya 8000 jugadoras matriculadas, según cifras de la Asociación Argentina de Golf, y muchas más que esperan por sacar su handicap.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.