A la cancha con LA NACION: cómo la selección argentina le sacó rédito a la presión alta ante Qatar

Argentina-Qatar: el análisis de cómo jugó la selección argentina

02:10
Video
Christian Leblebidjian
(0)
24 de junio de 2019  • 09:29

La selección consiguió su primer triunfo en la Copa América ante Qatar (2-0) y algo de alivio desde el resultado. Generó más situaciones de riesgo que en los partidos anteriores, aunque siguió sin notarse un patrón de ataque definido. De todas formas, desde lo táctico encontró como dato positivo el haberle sacado provecho a la presión alta.

Por primera vez salió a jugar con el sistema táctico 4-3-1-2, con Lionel Messi como enganche, delante de los tres mediocampistas De Paul, Paredes y Lo Celso, y detrás del doble 9 compuesto por Sergio Agüero y Lautaro Martínez. Por momentos el equipo atacó por afuera, aunque quien llegaba al fondo por la derecha era De Paul, mientras que por la izquierda el que intentaba desbordar fue Tagliafico: Lo Celso le dejaba el carril externo libre y él se movió más como interior.

Hubo aproximaciones con ataques interiores, con pases filtrados y avances respaldados, pero sin el entendimiento esperado. El plan de juego sigue siendo más cercano a lo que salga improvisado en el momento que a movimientos planificados. Lo mejor de la Argentina se vio a partir de la presión alta. Es cierto que en el primer gol hubo un error del central Bassam Al Rawl, que tomó una mala decisión: intentó un cambio de frente lateral y su mala ejecución le quedó servida para la intervención de Lautaro Martínez, que tras controlar la pelota definió junto al palo izquierdo del arquero. En la jugada participaron los tres delanteros, por más que la pelota la tocó uno solo. Con la nueva regla, el central qatarí ya pudo recibir del arquero dentro del área, por lo que la presión argentina fue más alta para intentar bloquear la salida desde el fondo rival. Agüero fue con Bassam, mientras que Messi estuvo atento para intervenir ante dos posibles receptores en el centro, con Boualem Khoukhi y Karim Boudiaf; y el exRacing estuvo atento al cambio de frente interior, cerca de Shalem Al Hajri. La presión del Kun lo hizo ir para adentro al defensor y luego, lo que se observa en el video.

Lautaro Martínez puso el 1-0

00:46
Video

Otra forma de presión: se vio una nueva una chance clara de la Argentina. Nació desde los pies de Messi. Jugó un pase largo desde la mitad de la cancha para Lautaro Martínez; como vio el N° 10 que su lanzamiento era forzado y que su compañero (lo más probable) era que perdiera frente a los dos defensores de Qatar, enseguida picó para presionar ante la pérdida y volvió a ganar la posición con un anticipo ofensivo; Messi recuperó y la acción finalizó con una situación clara de Agüero, que remató cruzado ante la salida del arquero Saad Al Sheeb.

En el segundo tiempo la Argentina bajó la intensidad y Messi no estuvo fino en los pases, pero el 2-0 también nació de una presión alta tras una salida desde el fondo, de un robo con superioridad numérica en campo de Qatar. El seleccionado de Félix Bas Sánchez salió en esta oportunidad por la izquierda (ST, 36 minutos), por intermedio de su lateral/volante Tarek Salman. Qatar logró salir ante la primera presión, pero luego terminó recuperando el equipo de Scaloni en superioridad numérica 3 vs. 1, entre Saravia, De Paul y Paredes. El bloque presionó y Paredes terminó recuperando y apoyando hacia atrás, donde comenzó el contraataque de la Argentina a toda velocidad. Otamendi filtró el pase para Dybala (que había reemplazado a Lautaro Martínez) y el mediapunta de la Juventus asistió a Agüero, que desequilibró con un ataque al espacio y la definición cruzada. Con el ingreso de Dybala, la selección pasó a jugar con el esquema 4-3-2-1, con Dybala y Messi a la misma altura y Agüero más arriba.

Agüero marcó el segundo gol ante Qatar

01:40
Video

Se vieron mejores ataques de la Argentina ante Qatar, más de los que había generado ante Colombia y Paraguay. También es cierto que el rival fue más limitado que los anteriores. Sin embargo, un signo de interrogación quedará pendiente en función del trabajo defensivo de la selección. Sobre todo con la mira puesta en el partido por los cuartos de final de la Copa América ante Venezuela, el próximo viernes, en Río de Janeiro.

La Argentina no logró sostener la presión en todos los sectores. Más de una vez dejó baches. En el primer tiempo hubo una situación muy clara para Qatar. Todo nació de un pase pinchado que recibió el capitán Hassan Al Haydos a la espalda de Otamendi para quedar mano a mano con Armani. El árbitro cobró posición adelantada, pero esa manera de defender en línea y sin que la línea de volantes presione al poseedor del balón es un riesgo sobre todo con la mira puesta en el próximo partido con Venezuela. ¿Por qué? El equipo de Dudamel ya vulneró al de Scaloni por esa vía: con un pelotazo largo a las espaldas de los centrales le anotó el gol Salomón Rondón, el 1-0 del triunfo de Venezuela 3-1 en Madrid, jugado el 22 de marzo pasado.

El gol de Rondón en el último amistoso: Venezuela 3 vs. Argentina 1

El gol de Rondón en el último amistoso: Venezuela 3 vs. Argentina 1 - Fuente: La Tele Tuya

01:19
Video

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.