Polo: el Abierto del Jockey Club. A Ellerstina le sobran argumentos para ganar