A río revuelto, ganó Estudiantes y pide lugar en la pelea por el título

Venció 1-0 a Colón y quedó a 5 puntos del líder, San Lorenzo, al que visitará el domingo; Verón volvió tras la lesión
Máximo Randrup
(0)
26 de noviembre de 2013  

LA PLATA.- Las realidades de ambos no cambiaron mucho. Estudiantes necesitaba triunfar para ir animado al Nuevo Gasómetro, donde el domingo jugará su última ficha ante San Lorenzo: sí, en este río revuelto que es el torneo Inicial, el equipo pincharrata también tiene chances matemáticas. Y Colón profundizó su crisis deportiva e institucional, que parece no tener fin.

El partido fue discreto y Estudiantes lo ganó gracias a un muy buen cabezazo de Leandro Desábato, la figura de la tarde, tras un preciso tiro de esquina de Juan Sebastián Verón, en su regreso. En líneas generales, el encuentro fue chato y estuvo signado por las imprecisiones. El 1-0 resultó demasiado premio para uno; excesivo castigo para el otro.

Con el triunfo, el León escaló a la séptima posición y quedó a dos puntos del objetivo que se propusieron la Bruja y compañía: un piso de 28. Además, continúa invicto como local desde la llegada de Mauricio Pellegrino: ocho triunfos y seis empates.

Más allá de la victoria, los jugadores locales se retiraron del Estadio Ciudad de La Plata con la certeza de que no redondearon un buen desempeño. Y es cierto. Estudiantes arrancó muy bien (generó tres situaciones nítidas en los primeros veinte), pero se quedó sin combustible demasiado rápido. "Nos vamos intranquilos por cómo se jugó", reflexionó Vergini. "No fuimos inteligentes", disparó Desábato.

Si la realidad del equipo de La Plata no es la ideal, qué decir de Colón. El elenco de Mario Sciacqua vive un presente que va de la mano de la actualidad del club: 11 partidos sin éxitos (9 derrotas y 2 empates). El club sabalero está disgregado política y económicamente, y la consecuencia es un momento deportivo paupérrimo: último en la tabla y un punto por fuera de la zona de descenso.

Estudiantes hizo el gasto al comienzo, sacó la ventaja y, después, durante setenta minutos dejó en claro que es un equipo inmaduro, que permanentemente peca de ingenuo. El sabalero hizo poco y ni siquiera tuvo fortuna: el palo le negó el gol en la última jugada.

Verón, autocrítico

"No me voy conforme. Tenemos que trabajar y poner el cerebro en remojo porque hay mucho para corregir. Estamos a cinco de la punta, pero se puede y debe dar mucho más. Frente a San Lorenzo tenemos que estar ciento por ciento concentrados", dijo la Bruja.

Prediger, desolado

"No sé si hicimos un buen partido, pero no ligamos nada, ni siquiera la del final, que dio en el palo. Tenemos que salir lo más rápido posible de esta mala racha. Estamos solos, no tenemos dirigentes y todo se hace muy cuesta arriba", comentó Sebastián Prediger, de Colón.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.