El GP de Luxemburgo de Fórmula 1. A Tuero se lo vio conforme