El Mundial de clubes. Adelaide se quedó con el duelo de Oceanía