Agresiones y drogas en la sede de Villa del Parque

Lo denunció el delegado de fútbol sala; atacaron a un periodista.
(0)
23 de marzo de 2000  

La barbarie volvió a adueñarse de la escena en Racing. Esta vez, el sitio fue la sede que el club tiene en Villa del Parque, donde un ex barrabrava conocido como "Cacho Ciudadela" agredió anteanoche al periodista Adrián Rinaldi, de la audición partidaria Bar La Academia. Además, el delegado del fútbol sala, actividad que se realiza en dicha sede, denunció por escrito ante el juzgado de la quiebra diversas irregularidades, como la falsificación de documentos o la venta de drogas.

"Ciudadela me rompió la boca de un cabezazo. Lo que me llama la atención es la actitud de Norberto Perone (encargado del anexo), quien no mostró el respaldo que esperaba, ya que este individuo pasa muchas horas en la sede", afirmó Rinaldi, cuyo padre es Héctor, ex presidente del club y que participa en la política interna de la entidad.

La denuncia fue radicada en la comisaría 47a., donde quedó constancia de que el ex barrabrava vive en la entidad.

En tanto, también se conoció ayer que otros barrabravas habían amenazado la semana última a Eduardo Rossi, delegado del fútbol sala de la entidad, quien presentó un escrito en el juzgado de la quiebra donde denuncia algunas irregularidades.

El juez Enrique Gorostegui dispuso la suspensión de la actividad de esa disciplina y ayer se reunió con Agustín Cejas, secretario técnico de la institución, y Liliana Ripoll, síndico.

Entre los supuestos ilícitos, se menciona el fraguado de documentos para participar del torneo de fútbol de salón, que algunos barrabravas viven en la sede y que en el lugar se vende droga.

En cuanto a la sede y su liquidación, se supo que la apertura de sobres de la compulsa por su venta se postergó del 7 al 19 del mes próximo, debido a la imposibilidad de publicar los edictos correspondientes.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?