Ahora, los empates no sirven

lo dijo Oscar López, entrenador de Racing
(0)
22 de octubre de 2000  

Igualar la peor serie sin triunfos en el comienzo de un campeonato (11 partidos) no debe de ser un logro fácil de digerir para Racing, pero es lo que marca la inevitable realidad de un equipo que no encuentra el rumbo y que empató anteanoche sin pena ni gloria en su cancha, frente a Belgrano, de Córdoba, 0 a 0.

Los entrenadores saben que el camino sigue siendo sinuoso y lo reconocen: "El empate con Belgrano no fue positivo porque necesitábamos ganar. Hicimos lo imposible por conseguir el éxito. No me gustó el resultado, pero sí el rendimiento, que para mí fue el mejor de los cuatro partidos que jugamos", comentó uno de los técnicos, Oscar López, tranquilo y apesadumbrado.

Y ante las opiniones de que el equipo es defensivo, el entrenador dijo: "Para nada. Atacamos con dos delanteros, Chatruc por afuera y Saralegui como enganche. Pocos equipos hacen eso".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.