Al fin, Huracán pudo quebrar la mala racha

Luego de cuatro partidos sin éxitos, superó a Newell´s por 2 a 0
(0)
29 de octubre de 2000  

La mala racha resultaba una carga demasiado pesada para Huracán. Pero antes de que la bomba explotara, la victoria de ayer, ante Newell´s, por 2 a 0 como local, logró desactivarla. Es que desde el triunfo frente a Chacarita, por la séptima fecha, pasaron cuatro partidos sin alegrías, en los cuales apenas cosechó un empate.

Ayer, por la duodécima fecha, fue el tiempo de una renovada actitud como argumento fundamental para alcanzar el éxito. En el primer tiempo, la balanza ya había comenzado a inclinarse hacia el lado de Huracán, que sólo consiguió cristalizar los merecimientos gracias a un dudoso penal cobrado por el árbitro Daniel Giménez, quien interpretó como agarrón una jugada en la que Fernando Crosa sostuvo con sus brazos (no las manos) a Fernando Moner. La acción pareció una de las tantas que se producen en las áreas ante cada pelota detenida.

A los 17 minutos, Sebastián Morquio convirtió el penal. Más allá de la forma en que Huracán llegó a la ventaja, siempre fue más que su rival. Con una decidida intención de buscar el arco contrario dominó el encuentro. Lo que le faltó fue un poco de serenidad, algo que bien podría haber aportado Fabián Carrizo, ausente por suspensión.

El paraguayo Derlis Soto jugó bien por la izquierda en el primer tiempo, Juan Carlos Padra fue el atrevido e imprevisible conductor y colaboró Daniel Juárez. La defensa estuvo tranquila, porque Darío Gigena estuvo muy solo. El lado más flojo fue el izquierdo, por donde Diego Quintana aprovechó las subidas de Moner, pero sin demasiada profundidad.

Encima, Newell´s se quedó con un jugador menos por la expulsión de Juan Vojvoda por ir con la pierna arriba, aunque sin mala intención. Era para amonestación, pero Giménez le mostró la roja.

En la segunda etapa, Huracán volvió a sacudir la red. Esta vez fue a los 11 minutos, cuando luego del despeje de un centro, la pelota le quiedó a Padra. El juvenil amagó, enganchó, se perfiló y sacó el zurdazo, que se desvió en Crosa y venció a Sebastián Cejas.

Después, aunque lo intentó, Newell´s ya no consiguió la forma de llegarle a Huracán, que se encaminó a una tranquila victoria, que incluso pudo ser más amplia de haber acertado en los último metros (hubo dos cabezazos de Moner en el travesaño).

Ahora, todo el aire que consiguió Huracán con la victoria es el que le falta a Newell´s, que no gana desde la quinta fecha.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.