Al Pigu Romero lo multaron y un perro se llevó su pelota...

(0)
31 de mayo de 2009  

SAN MIGUEL DE TUCUMAN.- El golf se presta muchas veces para situaciones insólitas. La tercera vuelta del 43er Abierto del Norte fue el escenario para que Andrés Romero -la estrella del certamen- viviera dos momentos muy particulares. El tucumano, que marchaba líder, sufrió primero una multa de dos golpes en el hoyo 10 por levantar una estaca que marcaba el límite interno del hoyo 11, lo que le significó un triple bogey.

Pero lo más peculiar llegaría tras su salida en el hoyo 14. Antes de que se dispusiera a ejecutar su segundo tiro, apareció un perro de una de las casas del country y se llevó la pelota. Al Pigu no le quedó otra alternativa que utilizar otra pelota y reponerla en el área en donde supuestamente había caído. Pese a la contingencia, en ese par 5 hizo birdie. "Me pasó de todo: la multa, el perro... Todos tenemos un mal día y esta vez me tocó a mí. Jugué mal, no hay excusas", señaló Romero, que con una vuelta de 72 (+1) y un total de 202 (-11) se retrasó al segundo puesto, a siete del sorprendente Leandro Marelli, un aficionado santafecino de 18 años.

Marelli, formado en el Casilda Golf Club de Santa Fe, brilló ayer con un recorrido de 64, el mismo score del viernes, para un acumulado de 195 (-18). "Jugué de manera perfecta, cosa que no hago casi nunca", bromeó Leandro, orgulloso de los elogios que recibió del Pigu y con todo servido para asegurarse el título.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.